El 19 de mayo comenzó el propósito del ayuno de Daniel, que apunta al Avivamiento del Espíritu Santo. La finalización de la misma  será el 9 de junio, el Día de Pentecostés, con el derramamiento del Espíritu Santo directamente del Cenáculo de Jerusalén, en Israel. El Obispo Edir Macedo inició el ayuno de Daniel en una reunión en la Catedral de la Fe de Río de Janeiro y dijo que el Espíritu Santo vendrá sobre aquellos que abandonen el pecado y hagan la voluntad de Dios. “Si no morir para este mundo, el Espíritu Santo no viene”, aseguró el Obispo.

Para abrir el ayuno de Daniel, él dijo: “vamos a estar lejos de todo lo que el mundo ofrece y sumergirse en todo lo que Dios nos ofrece. Es sacrificio, pero es sabiduría, inteligencia, razón. Cuando usted lo hace, se purifica, pasa a pensar cómo Dios piensa y entender las cosas de Dios. Entonces entras en la paz.

¿Qué es?El ayuno de Daniel es inspirado en el capítulo 10 del libro bíblico de Daniel, que fue un profeta hebreo que vivió en cautiverio en Babilonia. Durante 21 días, Daniel ayunó para buscar la presencia de Dios y, en ese período, enfocó totalmente su atención en el Reino de los Cielos. Basado en ello, el objetivo es que cada persona también se involucra exclusivamente con pensamientos que vengan de lo alto.

Para que esto ocurra, hay que dejar de lado las informaciones seculares, absteniéndose de los contenidos de la televisión, de Internet y de otros medios que no estén relacionados con Dios. Iglesias de otras denominaciones también unirán la fe en este propósito especial, con el objetivo de acercar a las personas del Reino de Dios.

¿Cómo participar?Participa en los encuentros diarios que ocurren en la Catedral de la fe o en la Universal más cercana a usted.. Medite en la Biblia, busque la presencia del Espíritu Santo en su casa y permanezca en espíritu de oración.

Siga nuestra Web universal.org.uy y sintonice por nuestra página de Facebook: Iglesia Universal o escuche nuestra programación por nuestra App Red Aleluya Uruguay o por Radio Alfa FM todos los días desde  las 22h hasta las 01:00hEn este Ayuno usted puede invertir en  ver películas y novelas bíblicas o leer libros espirituales, como en los Pasos de Jesús, El Espíritu Santo y el Nuevo Nacimiento.

Busque el Espíritu Santo si aún no ha recibido el bautismo con el Espíritu Santo, aproveche este propósito para buscarlo.

Él es la presencia de Dios mismo viviendo dentro de nosotros. Sin embargo, el Espíritu Santo no habita en todas las personas, sino sólo en aquellas que están dispuestas a renunciar a sus voluntades para vivir la del Altísimo.

El Espíritu Santo, en otras palabras, exige exclusividad sobre la vida de todos. No se puede caminar con Él y, al mismo tiempo, desobedecer a sus enseñanzas. “No puede ser amigo de los dos.

¿Por qué la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cuando la Biblia habla de ‘mundo’, no está hablando del planeta Tierra. Ella está hablando de las personas que habitan en el mundo y, en su mayoría, abandonaron a Dios. “Ellos viven según sus propias ideas, deseos y costumbres”, dijo el Obispo Renato Cardoso en una reciente reunión en el Templo de Salomón, en la capital paulista. Usted todavía puede participar de este ayuno de Daniel.

Si usted ya tiene el bautismo con el Espíritu Santo, busque el avivamiento espiritual, fortaleciéndose aún más en Él. ¡No te pierdas esa oportunidad!