Participe del Domingo de la decisión 14 de marzo a las 09:30h

Quizás, estás en una situación donde: tus recursos humanos se han agotado, no sabes a quién acudir, estás enfrentando injusticias, estás en un callejón sin salida, sientes una indignación en contra de los problemas. ¿Pero qué hacer?

La Biblia nos enseña sobre el poder de la fe decisiva, una iniciativa que llama la atención de Dios. Es algo individual que surge dentro de la persona. Hay muchos ejemplos en las Escrituras sobre el tema.

Podemos recordar, solo para ilustrar, el caso del profeta Elías.

En esos días se promovía una gran persecución contra los profetas de Dios. Se erigieron altares para un dios falso, llamado Baal. Hicieron cosas abominables a los ojos del Altísimo. Y Elías estaba disgustado por toda la situación.

Entonces, Elías propuso un desafío: el duelo en el Monte Carmelo. Los profetas de Baal estarían de un lado y Elías del otro.

“Elías se acercó a todo el pueblo y dijo: ¿Hasta cuándo vacilaréis entre dos pensamientos? Si el Señor es Dios, seguidle; y si Baal, seguidle a él. Pero el pueblo no le respondió ni una palabra.” 1 Reyes 18.21

Allí, solo, Elías reconstruyó el Altar, preparó el sacrificio y dijo una oración rápida: “Respóndeme, Señor, respóndeme, para que este pueblo sepa que Tú eres el Señor Dios, y que has vuelto Su corazón”. 1 Reyes 18:37

Dios honró a Elías, porque el profeta estaba en Su total dependencia. Elías sabía que si Dios no respondía, lo matarían, pero decidió ir por todo o por nada. Lo que ha quedado claro es que Dios honra la iniciativa de fe de las personas.

Usa tu fe

Necesitamos aprender de estos casos en la Biblia. Tenga en cuenta que la persona estaba tomando una iniciativa de fe sin necesariamente la guía de alguien. Por lo tanto, no puede esperar a que otras personas usen la fe a su favor. Porque Dios quiere que te aparezcas en Su Altar, sin una fórmula preparada, y llames la atención. Es algo que solo tú puedes hacer.

Así que pregúntese: ¿Qué debo hacer para obtener la respuesta que tanto necesito de Dios? Y participe de este propósito especial de fe.

A continuación imágenes ilustrativas del desafío de Elías: